domingo, 30 de mayo de 2010

GUIÓN ADAPTADO (Gine)


Es hora de fijarnos en las palabras. Los guiones son fundamentales para hacer una buena película. Ya puedes tener buenos y actores y un tipo que te sepa mover la cámara a las 1000 maravillas, que si no cuentas una historia decente, no te va a servir de nada.
Cada vez es más difícil ver historias originales en nuestras pantallas. Pero eso no implica que todo lo demás, remake, adaptaciones de libros o de cómics sean malos. Adaptaciones hay muchas cada vez más y en ellas predominan las que se hacen para aprovechar el tirón del último bestseller, pero también destacan un pequeño grupo de películas que saben mantener ese espíritu del libro, ampliándolo y haciendo algo único. La relación entre la literatura y el cine es ahora tan estrecha que muchos escritores escriben con fotogramas en la cabeza. Por tanto es fácil deducir que las sinergias entre industria editorial y la audiovisual son constantes y van en aumento en todos los géneros. (Frases extraídas del artículo de Anna Soler-Pont que encabeza la revista fotogramas del mes de junio).
Las películas nominadas a mejor guión adaptado de este año son:
Un niño con ínfulas de rey y con problemas familiares que se crea su propio mundo caótico; una familia unida fantástica y carismática que superará todos los problemas; un hombre con una particular y funcional filosofía de vida; un hombre en un futuro apocalíptico donde el mundo le gira la espalda por ser diferente; y una historia de un amor frustrado y venganza controlada.
Y el Blogger Award a mejor guión adaptado es para: